La buena salud del ecosistema de apoyo a startups en España 2019-2020

Poco días atrás cayó en mis manos este fantástico informe de StartupsReal acerca de las muchísimas iniciativas existentes en España para dar apoyo a startups 2019-2020 (aceleradoras, incubadoras, venture builders, programas de innovación abierta, etc.). 

A la vista de los datos recopilados en el informe se puede decir que la escena de apoyo a la innovación tecnológica española goza de buena salud. Fluye una buena cantidad de dinero, tanto dinero público como dinero de fondos de capital privado, hacia estos programas donde se crean centenares de startups focalizadas en ámbitos como el IoT, Blockchain, AgroTech, InsurTech, FinTech, Gaming, Inteligencia Artificial, Turismo e incluso startups de impacto Social (Salud, Sostenibilidad, Colectivos vulnerables, etc.)

Todo muy bien pero…. ninguno de estos programas tiene a las personas trabajadoras como foco central de la innovación, ni tan solo aquellos enfocados al ámbito social :-/

En la medida que el trabajo se aleja cada vez más del concepto tradicional de empleo (contrato indefinido a tiempo completo) y nos aproximamos más a un trabajo por proyectos con un mayor número de freelancers, contratos temporales, trabajos en plataformas, etc. necesitamos de soluciones innovadoras para garantizar los derechos y cubrir las necesidades de este tipo de personas trabajadoras. En el fondo hablamos de garantizar una mayor seguridad económica y una buena experiencia laboral en un entorno de trabajo fragmentado. 

¿De qué tipo de proyectos innovadores estamos hablando?

Pongamos la mirada hacia el extranjero para encontrar algunos ejemplos de “WorkerTech”:

  • Bob Emploi (Francia) — Consejero de carrera profesional mediante inteligencia artificial. Una colaboración entre una organización sin ánimo de lucro de tecnología cívica y el gobierno Francés ha resultado en una herramienta de entrenamiento en línea muy exitosa para los trabajadores franceses desempleados.
  • Catalyte and Pursuit (EEUU)Capacitación en alta tecnología, con bajas barreras de entrada para participar. Con diferentes enfoques, ambos proyectos brindan a los trabajadores de cuello azul (trabajos manuales, servicio, etc.) capacitación intensiva en alta tecnología y un camino claro hacia un mejor empleo. El coste de la matrícula es diferido o bien es gratuito.
  • Credly (EEUU) — Credenciales digitales. Credly es una de las compañías líderes en el emergente espacio de acreditación digital, que valida y certifica las habilidades de los trabajadores a través de fuentes no tradicionales, como puede ser la capacitación en el propio trabajo.
  • Organise (Reino Unido), WorkIt (EEUU) and Independent Workers of Great Britain (IWGB) (Reino Unido) — Sindicatos de nueva generación. Con el declive de los sindicatos tradicionales, se ha vuelto más difícil para los trabajadores organizarse y luchar por mejores condiciones laborales. Estas dificultades para organizarse y luchar son aún más evidentes en el caso de los trabajadores no tradicionales. Estas tres organizaciones están aportando innovaciones en este espacio tradicionalmente sindical.
  • Portify (UK) — Mejor predicción de solvencia crediticia. Portify utiliza datos bancarios reales e información de comportamiento del usuario para dar una imagen más completa de la solvencia crediticia de los trabajadores independientes y los trabajadores gig. Estos trabajadores no obtienen buenos puntajes en los sistema de calificación crediticia anticuados utilizados por la mayoría de los bancos.
  • SMart (Varios países de la Unión Europea, incluido España) — Apoyo a los freelancers. SMart ofrece servicios integrales a freelancers creativos, como gestión administrativa, cobro de deudas, seguros y un espacio de trabajo compartido en algunos casos.
  • WeMind (Francia) – Seguro y asistencia para alquilar un apartamento. Las personas en empleos no tradicionales lo tienen difícil para alquilar un apartamento, un asalariado siempre tendrá prioridad a los ojos del propietario. WeMind ofrece un seguro para trabajadores independientes que garantiza al propietario que se pagará el alquiler. Este es solo uno de los servicios que WeMind ofrece a su comunidad de trabajadores independientes.
  • Hogaru (Colombia),  Up&Go and Alia (EEUU) — Plataformas gig socialmente responsables. Las tres compañías ofrecen un trato mucho mejor para las limpiadoras domésticas que utilizan una plataforma tecnológica para encontrar trabajo. Hogaru convierte una actividad tradicional “independiente” en un trabajo de tiempo completo al contratar directamente a las limpiadoras y así proporciona ingresos y beneficios estables. Debido a que Up&Go es propiedad de sus trabajadores (cooperativa), el 95% de los ingresos van directamente a ellos, lo que lleva a un salario promedio 30% más alto que el promedio de la industria. Alia permite que los clientes de las trabajadoras domésticas contribuyan a un fondo de beneficios personales que proporciona un seguro importante para temas como enfermedades y discapacidad.

Para seguir conociendo más ejemplos internacionales revisa la lista de los Future Of Work Awards 2018/19 de RSA. 

Por suerte en España también existen algunos ejemplos destacables de origen local como Nomo (FinTech diseñada para los autónomos. Ligada al Banco Sabadell), Riders x Derechos (nuevas formas sindicales en el ámbito de los repartidores), Mensakas o La Pájara (cooperativas de plataforma en el ámbito laboral. Ambas en fase de desarrollo) o Qida (plataforma digital laboral de cuidados. Socialmente responsable e incubada en el programa Tech4Social de Ship2B). 

Finalmente algunas innovaciones extranjeras han aterrizado en España: Qonto (Francia. Neo banco para pymes) o Zego (Reino Unido. Seguros flexibles para profesionales de la movilidad).

Programas de apoyo a startups orientadas a las personas trabajadoras

Con el bloque de ejemplos anteriores queda claro que en el ámbito de las innovaciones relacionadas con las personas trabajadoras hay mucho espacio para recorrer y queda mucho por inventar.

Lamentablemente solo en Reino Unido y en Estados Unidos existen programas de apoyo específicamente orientados a startups de este tipo.

  • RSA (Londres) con apoyo de Mastercard, ha ejecutado la primera edición del “Economic Security Impact Accelerator” este 2019. El foco ha sido identificar, seleccionar y dar apoyo a una serie de startups que están construyendo la protección social del siglo XXI (Trezeo, Enroll Yourself, Worker  Bird, Dinghy, etc.). Como es un campo tan nuevo el programa también ha servido para definir este espacio de innovación así como fortalecer un ecosistema de proyectos, organizaciones y personas alrededor. Muy recomendable el artículo resumen de esta primera edición: Why the future of work needs impact entrepreneurs”.

  • Desde Estados Unidos la última edición del WorkersLab Innovation Fund acaba de anunciar su selección de proyectos. The Workers Lab proporciona $ 150,000 USD cada uno a los cinco ganadores del Innovation Fund para que puedan dedicar 12 meses a trabajar en sus ideas y aprender más sobre lo que se necesita para construir herramientas que apoyen a los trabajadores. Desde su inicio, Innovation Fund ha invertido más de $ 2,000,000 USD en más de 38 proyectos en EEUU. 

¿Y en España?

España, con plataformas digitales de por medio o sin ellas, es uno de los mercados laborales más precarizados (bajos salarios y alta temporalidad) del entorno próximo. ¿Por qué no apoyar en este contexto el desarrollo de startups e innovaciones para las personas trabajadoras? 

Está claro que para los fondos de inversión tradicionales seguirá siendo más atractivo pensar en crear el próximo “Uber para la limpieza”. Son pues los fondos de inversión de impacto, las fundaciones y los programas de innovación de ámbito social (Ship2B, Unltd Spain, Espacio Res, Anima Ventures, Ashoka, Fledge Fund, etc.) quienes deberían aprovechar la oportunidad de focalizar parte de sus programas en innovaciones sociales para los trabajadores. En pocos ámbitos el impacto social puede llegar a ser tan fuerte.

Una inversión relativamente pequeña y el apoyo activo de los gobiernos (nacionales, regionales, locales) tendrá resultados inmediatos. Las personas detrás de estas startups de apoyo a los trabajadores son líderes comprometidos y orientados a la misión de su empresa. Si podemos encontrar formas creativas de apoyarlas y financiarlas, sus iniciativas pueden ayudar a cientos de miles de trabajadores en España y otras partes del mundo.

¿Quién se apunta a iluminar este punto ciego de la innovación en España?

Deja un comentario

Cerrar menú